El valor Biológico e Histórico Natural del Jardín Botánico Municipal de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (Por: FUNDACIÓN NOEL KEMPFF MERCADO)

Santa Cruz de la Sierra, abril 2015

El Gobierno Municipal Autónomo de Santa Cruz de la Sierra (GMASCZ) cuenta con un proyecto de diseño de un nuevo Zoológico considerando el traslado del Parque Zoológico Municipal Fauna Sudamericana (PZMFS) al predio Noreste del Jardín Botánico, ubicado en la zona de Guapilo en el Km 8 de la carretera a Cotoca. El desarrollo o traslado del actual Zoológico merece un análisis aparte del
alcance de este documento que está abocado a alertar sobre el valor biológico intrínseco del predio del Jardín Botánico, pretendiendo haya una adecuada toma de decisiones de parte del Municipio asumiendo la responsabilidad que demandan los tiempos en beneficio de este Patrimonio Natural Municipal e incluso Departamental y Nacional.

Reubicación del PZMFS al predio del Jardín Botánico.

El establecimiento del Zoológico en los predios en estudio del lado Noreste del Jardín Botánico, que forma parte de las 30,6 ha adquiridas por el Municipio durante las gestiones 2006 a 2008, expropiados con fines de integrarlos al Jardín Botánico, podría brindar un escenario de gran potencial turístico, sin embargo preocupa si se ha tomado conciencia de las consecuencias del impacto de tal proyecto, siendo además un proyecto distinto a los fines de la expropiación.

El Jardín Botánico incluye los únicos, últimos e irreemplazables remanentes más o menos bien conservados de bosque chiquitano de la llanura aluvio-eólica de Santa Cruz y de bosque chaqueño mal drenado de transición a la Chiquitanía. Siendo el relicto del bosque chaqueño del Jardín Botánico del sur del Área Integrada de Santa Cruz y su combinación florística es peculiar y distintiva a los
bosques homólogos a los del Parque Nacional Kaa Iya. (Favor, incitamos tomar nota de la carta del geobotánico y especialista en vegetación de Bolivia Dr. Gonzalo Navarro Sánchez de 6 de febrero de 2015.) El sitio donde se planifica el proyecto de bioparque es justamente uno de los únicos y últimos remanentes del bosque bajo chaqueño sobre suelos pesados mal drenados de transición a la
Chiquitanía, su pérdida o afectación representaría la pérdida irreparable para Santa Cruz y para Bolivia de un tipo de ecosistema muy característico de toda el área actualmente ocupada por la ciudad y zonas periurbanas y dificultaría gravemente el conocimiento de la vegetación original del área de Santa Cruz de la Sierra e impediría a las futuras generaciones entender cómo eran los
bosques nativos originales.

Existe una distinción entre el tipo y número de visitantes que visita un zoológico y un jardín botánico pudiendo generarse una presión no deseada sobre el Jardín Botánico, donde se debería priorizar el valor de educación ambiental y de investigación científica y restringir la intensidad meramente recreativa.

Los bosques del Jardín Botánico resultan ser de alto valor científico por las nuevas descripciones y registros de plantas, con al menos 2 especies nuevas y un género nuevo registrado para Bolivia y una especie nueva para la ciencia, y por los trabajos que faltan realizarse para conocer las ecofunciones y dinámicas sucesionales de la vegetación, como también la influencia de las variables edáficas físicas y químicas en el funcionamiento de los ecosistemas nativos de Santa Cruz. Todo ello implica un extraordinario valor como área de estudios botánicos y ecológicos por ejemplo para estudiantes de carreras como Biología, Agronomía o Forestales.

Por su enfoque a la botánica resulta posiblemente poco esperada la alta diversidad y presencia de especies especiales de fauna silvestre. Un proyecto de carácter y magnitud del bioparque probablemente afectará irreversiblemente la ecología de la biota presente, como también las relaciones tróficas de la fauna nativa existente. En este sentido se recomienda tomar nota de los dos
informes sobre el Jardín Botánico uno con título “La importancia Histórica y Ecológica del Jardín Botánico de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra” emitido por un grupo de biólogos de Santa Cruz y otro informe del Museo de Historia Natural titulado “Investigación científica – biodiversidad conservación y educación ambiental en el Jardín Botánico Municipal de Santa Cruz de la Sierra”, ambos adjuntos.

Aves, oriundas del lugar, aves migratorias entre ellas especies migrantes Neárticas que utilizan el Jardín Botánico para descanso y alimentación quedarían afectadas, así como especies de primates altamente sensibles. Se tiene el impresionante número de 302 especies de mariposas diurnas y las 49 especies de escarabajos coprófagos publicados. Un escarabajo longicornio (Coleoptero) procedente del Jardín Botánico fue registrado y descrito como nueva especie para la ciencia. Los escarabajos coprófagos son particularmente vulnerables a las alteraciones proyectadas por su directa relación con la fauna de mamíferos y aves silvestres que habitan el Jardín Botánico y por la probable colonización de otras especies invasoras y exóticas de establecerse un centro faunístico de manera artificial. La larga lista de 273 especies de aves posiciona al Jardín Botánico como uno de los sitios con mayor
diversidad inventariados en Santa Cruz. Por estas características y las que aún se desconocen el Jardín Botánico se puede considerar un Parque Vivo autóctono, que para las necesidades sociales de educación social y ambiental son de mayor urgencia fortalecer, evitando así destruir tan importante servicio a la comunidad cruceña, aún poco conocida por estantes como visitantes.

En resumen, al considerar el Jardín Botánico como sitio opcional para el establecimiento de un nuevo zoológico (o bioparque) vemos probable que se está subestimando los valores locales, tanto para la flora y fauna incluyendo especies de alto valor de conservación, como también para los valores culturales, historia natural, científicas, educativas y ambientales para la sociedad. El impacto de un proyecto zoológico sería de efectos altos, irreversibles e irreemplazables.

En este sentido, en cuanto a la necesidad de mantener conservados los bosques y valores naturales que representan se supondría mantenerlos protegidos dentro el marco de la existencia del Jardín Botánico. Sin embargo, por más constructivas sean las intenciones, a primera vista no es tan obvio su valor y en cualquier futuro momento puede resultar en peligro los relictos botánicos con sus valores mencionados. Para prevenir futuras equivocaciones sería una importante recomendación considerar
el nombramiento de Área Protegida Municipal con una formulación de prohibiciones de actividades que podrían afectar los valores actualmente presentes e incentivos para mejorar el estado de conservación (como es por ejemplo necesario para el riachuelo Guapilo).

Descargar: Informe científico Biodiversidad Conservación y Educación Ambiental en el Jardín Botánico de Santa Crus de la Sierra.