Manifiesto contra los agrotóxicos en Argentina

descarga-6

Dadas las evidencias de graves daños provocados por el uso irracional de agrotóxicos, denunciado por los docentes de escuelas rurales de distintas provincias el martes 28 de octubre en la audiencia pública realizada en el anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, y avaladas por pruebas científicas obtenidas por especialistas de primer nivel internacional manifestamos:

1. Que el empleo generalizado e irracional de agrotóxicos constituye una parte importante de una matriz económica de carácter extractivista, que incluye también la minería a cielo abierto, el petróleo y el gas no convencionales, la práctica del monocultivo de soja y otras actividades depredadoras del medio ambiente, cada una de las cuales merece un tratamiento especifico. En esta oportunidad nos concentraremos exclusivamente en las consecuencias de los agrotóxicos.

2. Que los agrotóxicos diseminados masivamente, aunque sea de manera controlada, están constituidos por mezclas en las que el glifosato suele constituir el ingrediente más importante, pero no el único. No existen investigaciones rigurosas para evaluar los efectos adversos de cada una de las posibles mezclas, pero los estudios de campo y los experimentos de laboratorio demuestran de modo irrefutable que cada uno de los mencionados ingredientes producen daños crónicos y agudos directos en los habitantes de los territorios fumigados, y de manera indirecta en los habitantes urbanos que consumen los alimentos contaminados por las sustancias utilizadas en su producción o diseminadas en las inmediaciones de los sembrados. Nuestra hipótesis consiste en que las mezclas pueden potenciar la toxicidad de sus ingredientes.

3. Que indicadores fuertes de estos efectos se evidencian en el aumento significativo producido durante los últimos años de casos de enfermedades relacionadas con los efectos mutagénicos (agentes que dañan el material nuclear y producen células con un genoma nuevo, las cuales en muchos casos resultan origen del cáncer) y teratogénicos (daño que ocurre durante el proceso embriológico que lleva a malformaciones, algunas letales, que producen en tal caso abortos espontáneos) de la exposición continua y sistemática a los agroquímicos, solos o en mezcla, diseminados en dosis crecientes. Los recientes estudios dados a conocer realizados en el “Campamento Sanitario de Monte Maíz”, demuestran el incremento de más de 5 veces la tasa promedio de los casos de cáncer, de más de 8 veces la de nacimientos con malformaciones genéticas, de aumento significativo de casos de enfermedades respiratorias, dermatológicas, abortos espontáneos y autismo. El mayor daño se ubica en la banda etaria de los primeros años de vida.

4. Que a pesar de las continuas y reiteradas denuncias efectuadas por docentes y vecinos de las comunidades afectadas a los funcionarios e instituciones de los organismos responsables de salud, educación y ciencia y técnica, tanto municipales, provinciales como nacionales, la respuesta hasta el momento ha sido no solamente nula, sino que se expresó con persecución laboral, tanto de los organismos públicos como de las empresas privadas.

5. Que esto representa una agresión sistemática a la vida de grandes masas poblacionales, con la complicidad de los funcionarios del estado. Podría configurar un crimen de lesa humanidad; seguramente constituye una violación sistemática de los derechos humanos y puede describirse por ello como genocida y ecocida.
6. Que habida cuenta que estos son eventos intencionales, complejos y dolosos compuestos de múltiples acciones y diversas secuelas y consecuencias, ameritan una forma colectiva de defensa. Tal y como se la define en doctrina Fontan Balestra referida a la agresión física, se libera la posibilidad de ejercer genuinamente el DERECHO DE LEGITIMA DEFENSA.

7. Que debería declararse la emergencia de salud a nivel nacional que contemple las siguientes medidas en carácter inmediato:

a) Primera medida: suspensión de toda fumigación como medida cautelar. En las jornadas de docentes de escuelas fumigadas, se mencionó que solo se consiguió a través de la lucha del pueblo en distintas provincias que se aumentara el perímetro de fumigación alrededor sobre distintas escuelas. Sin embargo debemos enfatizar que tal medida es insuficiente y no alcanza para proteger la vida.

b) Segunda medida. Establecer diagnóstico de la patología existente a todas las personas con síntomas tóxicos potencialmente derivados de los químicos utilizados, incluyendo los antecedentes ambientales del paciente en cada historia clínica. El mismo debe realizarse en forma gratuita por los organismos públicos pertinentes, (incorporando los datos y antecedentes ambientales a la historia clínica con el fin de establecer análisis epidemiológicos posteriores). Además en el proceso del alta, restablecer a la persona afectada a un hábitat libre del agente causante.

c) Tercera medida. Solicitar desarrollos de investigación a las Universidades Públicas y el MinCyT, que profundicen la exploración de la conexión entre los agroquímicos y la prevalencia creciente de enfermedades incapacitantes y letales que están apareciendo cada vez con mayor frecuencia, tal como lo demostró claramente en sus investigaciones el Dr. Andrés Carrasco.
d) Cuarta medida. Realizar análisis de muestras de alimentos en las ciudades porque los mismos pueden estar contaminados con agrotóxicos.

e) Quinta medida. Etiquetar los alimentos para definir el modo de agricultura empleado para su producción.

f) Sexta medida. Exigir a las autoridades universitarias y estatales que informen exhaustivamente los datos en su poder que muestran la toxicidad de los agroquímicos.

g) Séptima medida. Denunciar al intendente de Coronel Suarez, Osvaldo Fuentes Lema, por la actitud de perseguir ideológicamente a cualquier persona que realice los presentes cuestionamientos, como actualmente ocurre con Emanuel Garrido, recientemente despedido por denunciar la fumigación sobre las escuelas rurales.

Firmantes:

– Juan Garberi (Dr. en Ciencias Químicas con post doctorado en Biología Molecular ex-miembro de la Carrera de Investigador del CONICET)

– Susana Etchegoyen (Medica farmacóloga. Docente de la UBA y de la UNLM, Legisladora de la CABA mandato cumplido)

– Susana Proe (Medica)

– Elisa Sementuch (Medica infectóloga)

– Margarita Todesca (Medica psiquiatra)

– Medardo Ávila Vázquez (Médico Pediatra Jefe de Neonatología del hospital de Clínica de La Universidad de Córdoba)

– Fernando Murias (Pediatra)

– Pedro Politi (Medico, Profesor adjunto farmacología)

– Abel Bohoslavsky (Médico, Lomas de Zamora, Pcia. Bs.As)

– Dr. Sergio Daniel Verzeñassi (Bioquímico, Foro Ecologista de Paraná – RENACE)

– Pedro Cazes Camarero (Farmacéutico, jefe de farmacia Htal Posadas)

– Ramón Sanz Ferramola (Doctor en Filosofía, Profesor Titular Regular, Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de San Luis)

– Ana Brocoli (Cátedra de Soberanía alimentaria de la Universidad de Lomas de Zamora)

– Miriam Gorban (Cátedra de Soberanía alimentaria de la UBA)

– Carlos Manesi (Ing. agrónomo – CEPRONAT Santa FE – RENACE)

– Claudio Lowy (Ingeniero Forestal – BIOS – RENACE)

– Hugo Brignone (Cepronat Santa Fe – RENACE)

– Maria Eva Koutsovitis (Ing Civil, Prosecretaria del Departamento de Hidráulica de la Fac. de Ingeniería UBA. Coord. Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria)

– Osvaldo Guerrica Echevarría (Arquitecto, pte de la Asociación Amigos del Lago de Palermo – RENACE)

– Matías Goyeneche (Ing Civil, docente del Departamento de Hidráulica UBA, Coordinador de la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria)

– Martín A. Isturiz (Investigador Superior del CONICET)

– Claudio Lozano (Diputado Nacional)

– Víctor Degenaro (Diputado nacional)

– Antonio Riestra (Diputado Nacional)

– Mpla movimiento pedagógico liberación (Misiones)

– Jorge Cardelli (Diputado Nacional, mandato cumplido)

– Alcira Susana Argumedo (Diputada Nacional)

– Gustavo Vera (Legislador de la CABA)

– Pablo Bergel (Legislador de la CABA)

– Alejandro Bodart (Legislador de la CABA)

– Ruben Ortiz (Secretario gral. Sindicato Docente)

– Marcela Escobar (Emancipación Sur Neuquén)

– Grupo los alquimistas (Guernica)

– Red de médicos de pueblos fumigados, paren de fumigar.

– Unión de Asambleas Ciudadanas

– Sergio Val

– Fundación Che pibe

– Dr. Eduardo Soares (Gremial de abogados)

– Red de abogados ambientalistas

– Gaby Weber (Periodista de investigación)

– Asociación de ex detenidos-desaparecidos

– Carlos Lord Kipanidse

– Graciela Draguicevich (Asociación Mutual Sentimiento)

– Cristian Greco (Asociación Mutual Sentimiento)

– Federico Arce (Centro de Abastecimiento Orgánico El Galpón)

– Eduardo Katz (Centro de Abastecimiento Orgánico El Galpón)

– Maristella Svampa (Investigadora del Conicet, Socióloga y Escritora)

– Jonatan Emanuel Baldiviezo (Abogado ambientalista, Observatorio del Derecho a la Ciudad y Coordinador de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas)

– Dario Avila (Abogado de las Madres del Barrio ituzaingó)

– Enrique Matías Viale (Presidente Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas)

– Jorge Yabkowski (Pte de FESPROSA, Secretario de salud Laboral de CTA Autónoma)

– Maria Fernanda Boriotti (Sec. Gral. de FESPROSA – Pte de SIPRUS – Santa Fe)

– Carlos A. Vicente (Acción por la Biodiversidad – RENACE)

– Silvana Buján (Periodista científico. Radio UNMdP – BIOS – RENACE)

– Edgardo Musumeci (Ing. Mecánico y Laboral. UNMdP – BIOS – RENACE)

Fuente:

——————————————————————————————————————————

En Bolivia y en especial en los departamentos productores, no existe análisis del agua de la precipitación en relación a los agrotóxicos, como el glifosato y la atrazina, tan generalmente empleados en las zonas de producción intensa.

En el caso argentino por ejemplo se encontró glifosato que fue el herbicida más detectado con 90% de resultados positivos, una media y una máxima de concentraciones regionales de 6,5 µg/L y 67,3 µg/L, para la ATZ en el 79% de los casos con media- máxima de 1,5-15,7 µg/L y el AMPA con 35% de detección y media-máxima de 0,8-7,9 µg/L. Fuente: http://renace.net/?p=5333. Eso es poco o mucho?. Se han analizado un par de sustancias, pero en la vida real se usan cientos de diferentes sustancias base y formulados. Esto quiere decir que probablemente recibimos lluvia (que cae en los aljibes, cursos de agua, techos, gentes, etc.) cócteles de muchas cosas todas juntas. El viejo concepto de que “la dosis hace el veneno” (Paracelso), no funciona en estas sustancias, puesto que muchas de ellas son acumulativas y porque las dosis bajas pero reiteradas producen efectos irreversibles.

Las sustancias producidas por la química de síntesis tienen la mala costumbre de poder combinarse y sinergizarse. Esto es, moléculas que solas eran relativamente inocuas, combinadas pueden resultar tóxicas. Y hasta provocar ciertos efectos que son más intensos a bajas dosis que a altas. Además, estas sustancias impactan de modo diferente en los diversos estadios del desarrollo: su presencia en el período de gestación, o en un niño en crecimiento, o en un adolescente en desarrollo genera efectos dispares. Lo mismo en un anciano o en una persona mal nutrida.

Una persona expuesta a agrotóxicos de modo cotidiano, es más proclive a enfermar?

(En argentina) “…Ya demostramos que las llevamos en la sangre, que están en los vegetales, y ahora que están en la lluvia…”

No es ingenuo que:

– Nunca antes se hayan hecho este tipo de mediciones.

– Que ante este descubrimiento sobrecogedor, nada aparezca en los suplementos de Campo de los grandes medios.

– Que ninguna agencia de salud del gobierno o laboratorio de las corporaciones químicas del agro haya hecho mediciones de residualidad en sangre.

– Que ninguna agencia de salud del gobierno o laboratorio de las corporaciones químicas del agro haya hecho mediciones de residualidad en vegetales.

– Que nunca haya representantes de salud en las mesas de discusión para la adecuación de las normas que regulan estas sustancias.

– Que nunca se haya contemplado para las reglamentaciones que las rigen los efectos subagudos y crónicos.

Es tiempo de considerar este tipo de contaminación en nuestra lista.