Deforestación en Bolivia (¿Hay alguna nueva noticia?)

La-agricultura-es-reponsable-del-80-de-la-deforestacion

“Las proyecciones muestran que para 2100 serán desforestados 37,7 millones de hectáreas de bosques en el país. ”

Para la investigadora Jocelijn Carmen-Thera François, “los impactos de la deforestación pueden ser mucho más grandes que los del cambio climático, y por ello procesos para frenar la deforestación son una prioridad”, su afirmación se basa en una revisión del estado de los estudios e intervenciones realizados hasta el momento en el país.

Los datos recogidos de estudios del desaparecido Programa Nacional de Cambio Climático muestran que la deforestación fluctúa entre 300 mil y 350 mil hectáreas por año, y sumada toda el área deforestada se tiene aproximadamente seis millones de hectáreas deforestadas (la mitad de esa superficie en la última década). Las proyecciones muestran que para 2100 serán desforestados 37,7 millones de hectáreas de bosques en el país.

Los bosques cumplen la “función de regulación climática, protección de riesgos, conservación y regulación de los ciclos de agua, protección de cuencas y control de la erosión, fijación de carbono, hábitat de vida silvestre y diversidad biológica, provisión de alimentos, material de construcción, etc., de ahí su importancia en los procesos de adaptación y mitigación del cambio climático.

Jocelijn François elaboró el documento “Avances en el Conocimiento. El Impacto del Cambio Climático en la Biodiversidad (Bolivia)”, en colaboración entre el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés, como reporte técnico exploratorio del estado de la investigación y del conocimiento en el país sobre esta materia.

“Hay indicadores de que a escala nacional los cambios previstos en la biodiversidad serán causados en su gran mayoría por la deforestación, pero en la zona andina la influencia del cambio climático sobre la pérdida de la biodiversidad será prácticamente 100%”, dice el informe.

François refiere que, “las investigaciones todavía son incipientes, poco coordinadas, son llevadas a cabo a nivel local pero no hay interacción entre los diferentes actores y hay poca difusión de los resultados, muchos de los cuales desaparecen en el exterior y en idiomas que no son accesibles para la población boliviana, y no pueden ser tomados en cuenta”.

Agrega que la biodiversidad de Bolivia es todavía muy poco estudiada, tanto a nivel de la identificación de especies, comunidades y ecosistemas específicos. El panorama se ensombrece más si se considera que no hay estudios sobre la relación entre funciones de ecosistemas, servicios y los beneficios, ni sobre las consecuencias del cambio climático sobre esta interrelación, por ejemplo, los impactos de la migración sobre los ecosistemas.

En relación a las acciones de intervención la situación es parecida, la compiladora de los estudios más recientes sobre el tema dice que “en Bolivia las actividades de conservación de la biodiversidad frente al cambio climático, de gestión del riesgo climático y adaptación se encuentran en una fase inicial y en la mayoría de los casos aún no existen datos concretos sobre los resultados”. (Fuente: Jornadanet.com/Pieb – 17/2/2014).
—————————————————————————————————————————–

Una vez mas podemos decir que este tipo de información, en primer lugar no es nueva, por otra parte hablar en Bolivia de cambio climático debe ser considerado un tema de subjetivo, no cuantitativa. Por que no sabemos a ciencia cierta cuantos son los niveles de décimas de grados centígrados que están fluctuando por encima del promedio en los últimos 50 años, por ejemplo, ni tampoco tenemos observatorios hídricos a nivel de cuenca que nos represente la idea general integral del país. Esto no quiere decir que debemos no empezar a diseñar una estrategia de adaptación y mitigación al cambio político seria, y que las iniciativas en pequeña escala que se están emprendiendo se articulen a un sistema nacional en el marco de una política seria de estado que se materialice en los diferentes niveles de gobierno. Todavía las números, valores e información en general debe ser cosechada a partir de la investigación que mucha falta le hace al nuestro país.