Estatus jurídico del TIPNIS (Por: Dr.Ricardo Saucedo, Especialista en Derecho Ambiental)

El estatus jurídico del Tipnis es el mayor blindaje que el Estado boliviano puede otorgarle a un territorio. Primero es un área protegida, con lo que el Estado ha definido su uso para la conservación. Segundo, el nivel de rigurosidad que se definió para dicha área es el mayor que contempla el Estado: es un parque nacional. El área que da el valor al Tipnis para merecer esta protección es su núcleo y la carretera quiere partirlo. Pensar en esa construcción por ese lugar es absurdo. Las medidas de compensación ambientales para hacerlo podrían hacer económicamente inviable el proyecto. Un ejemplo: la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez pasaba cerca del área de influencia de dos parques. Para mitigar el impacto se realizaron inversiones por $us 27 millones. Para romper un núcleo, el dinero necesario es incalculable. Si ser un parque nacional ya era un chaleco antibalas, su carácter de Tierra Comunitaria de Origen lo blinda aún más. Una TCO es inembargable, intransferible, imprescriptible. Su extensión está asociada a la cosmovisión de los pueblos que la habitan y la Constitución le transfiere a sus habitantes prerrogativas que lo convierten en territorio. La calificación como TCO excede incluso la propiedad privada. El Tipnis es casi un Estado dentro de Bolivia, ya que es un territorio, con una población y con formas de gobierno particulares. En esa lógica estamos ante un blindaje jurídico que convierte al Tipnis en un asunto que no solo importa a Beni y Cochabamba, sino que es de interés nacional. Además, la Constitución les otorga a los indígenas una serie de instrumentos que aseguran su prioridad de gestión del territorio. Todo mundo habla del Convenio 169 de la OIT, pero hay que hablar de la Constitución que le da derecho a la consulta previa, informada y democrática. Si se quiere hacer un referéndum, debe ser para reformar la Constitución, para terminar con los territorios indígenas, modificar el régimen de recursos naturales para permitir la carretera y quitar el artículo que califica la violación de este régimen como traición a la patria. Todo el resto es demagogia.

Fuente: El Deber