El Sol antes que la represa “El Bala”

El economista y ecologista político español, Joan Martínez Alier compartió su opinión acerca del proyecto hidroeléctrico “El Bala”, iniciativa con la que dijo no estar de acuerdo por el impacto económico, social y medioambiental que implicaría su existencia en la amazonía boliviana.

El economista y ecologista español, Joan Martínez Alier, propuso que en países como Bolivia, en vez de impulsar proyectos hidroeléctricos que podrían generar inundaciones en la selva, se promuevan iniciativas para el mayor uso de energía del sol.

“Se habla de una economía post extractivista y lo que venga después del extractivismo tiene que ser una economía más dirigida a las necesidades de la gente. Bolivia es un país muy grande y se pueden hacer varias cosas. En vez de la energía del petróleo, del gas o en vez de inundar selvas, se puede usar la energía del sol que es algo que está avanzando muy rápidamente y con el tiempo la gente aprendería una nueva industria energética”, dijo en una entrevista con ANF.

Martínez Alier hizo ese planteamiento a tiempo de confirmar que participará este jueves de una charla sobre ecologismo en la Casa Museo Solón y luego también será parte de una mesa redonda en la UMSA.

En esos encuentros se abordarán temas relacionados a los posibles impactos ambientales que podrían generar en el país la construcción de las represas de El Bala y Chepete.

El especialista indicó que los problemas que se presentan por la construcción de represas mantienen al momento un debate y descontento social a nivel mundial.

En el caso de Latinoamérica citó bastantes experiencias de pueblos indígenas que han quedado desplazados de sus territorios no solo por este tipo de proyectos, sino también por la explotación minera o petrolera.

Entonces “esto ocurre en América Latina, África, en la India, en el mundo entero. Hay muchas personas que manifiestan su descontento y (hasta llegan a) abrir juicios. Y a todo eso nosotros le llamamos el ecologismo popular”, remarcó.

En julio de 2016, el Gobierno firmó con la empresa Geodata el “Contrato de Estudio de Diseño Técnico de Inversión del proyecto Hidroeléctrico El Bala” con el propósito de generar 3.676 megavatios (MW).

El experto dijo que esa empresa “debería hacer verdaderos estudios de impacto ambiental” y dejar de legitimar un proyecto que posiblemente tenga réditos, pero a un muy alto costo económico, social y ambiental.

“Yo creo que Geodata está a punto de irse y si es que no es así debería hacerlo y hablo como europeo porque está haciendo un trabajo sucio por la información (sobre el proyecto de El Bala), sólo favorece a un proyecto que tiene muchos”, apuntó.

Fuente:http://www.noticiasfides.com